Inicio    |   Quiénes somos   |   Contáctenos    |   Noticias por email   |    English    
  • Imprimir
Texto: A A A

Vacunas para embarazadas

Las vacunas pueden protegerlos tanto a usted como a su bebé de las enfermedades prevenibles mediante vacunas. Durante el embarazo, las madres vacunadas le transmiten las proteínas que luchan contra infecciones, denominadas anticuerpos, a sus bebés.

Los anticuerpos proporcionan cierta inmunidad (protección) contra algunas enfermedades durante los primeros meses de vida, cuando el bebé aún es muy pequeño para ser vacunado. También ayuda a brindarle una importante protección a usted durante todo el embarazo.

Para protegerse a usted misma y a su bebé, es importante que comprenda qué vacunas necesitará antes, durante y después del embarazo.

En esta página encontrará las respuestas a las preguntas frecuentes sobre las vacunas para embarazadas.

¿Qué vacunas necesito antes de quedar embarazada?

Si planea quedar embarazada, es importante asegurarse de estar al día con todas sus vacunas de adulto. Consulte este calendario de vacunas fácil de leer (PDF - 138KB) de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades para obtener recomendaciones de vacunas de rutinas por edad.

Antes del embarazo, hable con su médico sobre sus antecedentes de vacunación. Es posible que necesite vacunas que la protejan de:

  • Rubéola: la rubéola durante el embarazo puede provocar defectos de nacimiento graves que pueden llevar a la muerte antes del parto o enfermedades crónicas para su hijo. Para conocer si está protegida contra la rubéola, puede consultar con su médico o realizarse un análisis de sangre antes del embarazo. Es importante esperar un mes después de vacunarse para intentar quedar embarazada. Conozca más sobre el embarazo y la rubéola.
  • Hepatitis B: si tiene infección por hepatits B durante el embarazo, puede transmitírsela a su bebé en el parto. La hepatitis B puede provocar problemas de salud graves y continuos para su hijo. Hable con su médico sobre realizarse las pruebas de hepatitis B y si necesita vacunarse o no. Conozca más sobre el embarazo y la hepatitis B.

¿Qué vacunas necesito durante el embarazo?

Todas las mujeres embarazadas deben vacunarse contra la influenza y la tos ferina en cada embarazo.

La vacuna contra la influenza

Vacunarse contra la influenza es importante porque las mujeres embarazadas tienen mayor riesgo de padecer complicaciones graves debido a la influenza. La influenza también puede provocar problemas graves como nacimiento prematuro, lo que puede afectar a la salud de su bebé.

Además de protegerse a usted y a su bebé por nacer, vacunarse contra la influenza durante el embarazo reduce las posibilidades de que el recién nacido se contagie de influenza durante los primeros meses de vida, y disminuye el riesgo de complicaciones graves como neumonía (infección pulmonar).

Puede vacunarse contra la influenza durante cualquier trimestre del embarazo. Conozca más sobre la vacuna contra la influenza y el embarazo.

La vacuna contra la tos ferina

Vacunarse contra la tos ferina ayuda a proteger a los bebés más pequeños de la tos ferina antes de que crezcan lo suficiente para recibir la vacuna ellos. Aproximadamente la mitad de los bebés que se contagian tos ferina terminan en el hospital, y la enfermedad puede poner en riesgo la vida.

La vacuna se puede administrar en cualquier momento durante el embarazo, pero los expertos recomiendan vacunarse lo antes posible del tercer trimestre (entre las 27 y 36 semanas de embarazo). La vacuna contra la tos ferina también está recomendada para otros adultos que pasan tiempo con su bebé.

Conozca más sobre la vacuna contra la tos ferina y el embarazo.

¿Es seguro vacunarse durante el embarazo?

Sí. Es seguro recibir las vacunas recomendadas durante el embarazo. Las investigaciones demuestran que las vacunas contra la influenza y la tos ferina proporcionan a las mujeres embarazadas una protección importante contra enfermedades. Y los expertos controlan minuciosamente la seguridad de las vacunas. Conozca más sobre la seguridad de vacunas.

Al igual que los medicamentos, las vacunas pueden tener efectos secundarios. Sin embargo, estos efectos secundarios suelen ser leves y desaparecer por su cuenta. Los efectos secundarios de las vacunas que protegen contra la influenza y la tos ferina incluyen:

  • Dolor, enrojecimiento o hinchazón en el lugar donde se aplicó la vacuna
  • Dolores musculares
  • Cansancio
  • Fiebre

Muchas personas experimentan estos efectos secundarios, no solo las mujeres embarazadas.

Conozca más acerca de:

¿Qué vacunas necesito después de que nazca mi bebé?

Una vez que nazca su bebé, es posible que necesite vacunas para protegerse contra:

  • Tos ferina: si no ha vacunado contra la tos ferina cuando estaba embarazada, deberá vacunarse inmediatamente después del parto. También deberán vacunarse contra la tos ferina las personas que pasen tiempo con su bebé.
  • Sarampión, paperas, rubéola y varicela: si no está protegida contra el sarampión, paperas, rubéola o varicela, es posible que deba vacunarse antes de marcharse del hospital.

Todas las vacunas de rutina recomendadas son seguras para las mujeres que amamantan.

Conozca sobre las vacunas que su bebé necesita en la primera etapa de vida.

¿Está planificando un viaje? Asegúrese de que usted y su bebé estén protegidos.

Muchas enfermedades prevenibles mediante vacunas que no son frecuentes en los Estados Unidos siguen siendo comunes en otras partes del mundo. Si está embarazada y planea viajar afuera de los Estados Unidos, hable con su médico sobre las vacunas recomendadas para usted.

Encuentre más información sobre viajar durante el embarazo.

El Zika y las embarazadas

El virus del Zika puede transmitirse de una mujer embarazada a su bebé y provocar defectos graves de nacimiento, como microcefalia (cabeza anormalmente pequeña). El virus se puede contraer por la picadura de un mosquito o por su pareja durante las relaciones sexuales.

En este momento, no existe una vacuna que prevenga el Zika. La mejor manera de prevenirlo es evitar viajar a áreas con riesgo de Zika. Si debe viajar de igual forma, hable primero con su médico y tome medidas para prevenir las picaduras de mosquito y practice relaciones sexuales seguras. Conozca más sobre el Zika y el embarazo.

Última modificación: diciembre de 2017