Inicio    |   Quiénes somos   |   Contáctenos    |   Noticias por email   |    English    
  • Imprimir
Texto: A A A

Gripe (influenza)

Cada año, millones de personas se contagian la influenza. La buena noticia es que la vacuna contra la influenza de temporada puede disminuir a la mitad el riesgo de enfermarse por influenza. Vacunarse contra la influenza anualmente es la mejor manera de protegerse contra la influenza.

La mayoría de las personas que se contagian influenza tienen una enfermedad leve. Sin embargo, para otros, puede ser grave, e incluso mortal. Las complicaciones graves de la influenza son más probables en bebés y niños pequeños, mujeres embarazadas, adultos mayores y personas con ciertas afecciones de salud a largo plazo, como diabetes o asma.

Vacunarse cada año es la mejor manera de disminuir las probabilidades de contraer influenza. Las vacunas contra la influenza no provocan influenza. Tenga en cuenta que vacunarse contra la influenza también protege a las personas a su alrededor. Es por ello que, cuando usted y su familia se vacunan, ayudan a mantenerse saludables a sí mismos y a su comunidad.

Esto es muy importante si pasa tiempo con personas que tienen riesgo de padecer enfermedades graves a causa de la influenza, como los niños pequeños o los adultos mayores. Conozca más sobre cómo las vacunas ayudan a proteger a toda la comunidad.

La influenza es provocada por un virus. Los síntomas comunes de la influenza incluyen:

  • Fiebre y escalofríos
  • Tos
  • Dolor de garganta
  • Secreción o congestión nasal
  • Dolor muscular y corporal
  • Dolor de cabeza
  • Mucho cansancio

Es posible que algunas personas con influenza presenten vómitos o diarrea (deposición blanda). Es más común en niños que en adultos. También es importante saber que no todas las personas con influenza tendrán fiebre.

La influenza es peor que el resfriado común. Es una causa común de problemas como infecciones de oído o senos paranasales. Además, puede provocar complicaciones graves, tales como:

  • Neumonía (infección pulmonar)
  • Agravamiento de los problemas de salud a largo plazo, como asma o falla cardíaca
  • Inflamación del cerebro o corazón
  • Sepsis, una condición inflamatoria que pone en riesgo la vida

La influenza es contagiosa, lo que significa que se puede propagar de una persona a otra. La influenza se puede contagiar cuando:

  • Alguien con influenza tose, estornuda o habla, y las gotas diminutas de su boca o nariz ingresan a las bocas o narices de las personas cercanas
  • Una persona entra en contacto con una superficie alcanzada por el virus de la influenza y luego se toca la boca, la nariz o los ojos.

Las personas pueden contagiar la influenza antes de saber que están enfermos y mientras tienen la influenza. Conozca más acerca de la influenza.

Todas las personas mayores de 6 meses

Todas las personas deben vacunarse contra la influenza todos los años. Forma parte de los calendarios de vacunación de rutina para niños, adolescentes y adultos.

Consulte el calendario de vacunación de rutina para:

Es importante vacunarse contra la influenza todos los años. Es importante por 2 razones: primero, la inmunidad (protección) disminuye con el tiempo. Además, los virus de la influenza cambian constantemente, por lo que la vacuna se suele actualizar para ofrecer la mejor protección.

Personas con mayor riesgo de complicaciones a causa de la influenza

Es muy importante que las personas con mayor riesgo de desarrollar complicaciones por la influenza se vacunen todos los años. Las personas en alto riesgo de complicaciones por la influenza incluyen:

  • Embarazadas
  • Adultos mayores de 65 años
  • Niños menores de 5 años (en especial niños menores de 2 años)
  • Personas con afecciones de salud a largo plazo, como asma, diabetes o cáncer

Vacúnese contra la influenza a finales de octubre

Intente vacunarse contra la influenza a finales de octubre. Su cuerpo tarda 2 semanas en desarrollar inmunidad. Es por ello que es mejor vacunarse contra la influenza antes de que comience a propagarse en la comunidad.

Si no recibe la vacuna para finales de octubre, eso no significa que no debería vacunarse. Aunque lo haga tarde, todavía puede protegerse contra la influenza. Puede vacunarse en cualquier momento durante la temporada de influenza.

Profesionales de atención médica y cuidadores

Es muy importante que las personas que pasan mucho tiempo con personas en alto riesgo de complicaciones por la influenza reciban la vacuna, como por ejemplo, profesionales de atención médica y cuidadores.

Hable con su médico sobre cómo proteger a su familia contra la influenza.

Los niños menores de 6 meses no deberían vacunarse contra la influenza.

Recuerde contarle a su médico antes de vacunarse si usted:

  • Ha tenido una reacción alérgica que pone en riesgo la vida a una dosis de la vacuna contra la influenza o a algún ingrediente de la vacuna (como huevos o gelatina)
  • Ha tenido el síndrome de Guillain-Barré (un trastorno del sistema inmunitario)

Si está enfermo, es posible que deba esperar hasta que se sienta mejor para recibir la vacuna contra la influenza.

Los efectos secundarios suelen ser leves y desaparecen en unos días. Estos efectos secundarios no son la influenza. La vacuna contra la influenza no puede causarla.

Los efectos secundarios de la vacuna contra la influenza pueden incluir:

  • Dolor, inflamación o enrojecimiento donde se ha dado la vacuna
  • Dolor de cabeza
  • Dolores musculares
  • Fiebre
  • Dolor estomacal

Los efectos secundarios graves de la vacuna contra la influenza son poco frecuentes.

Al igual que cualquier medicamento, hay una pequeña probabilidad de que la vacuna contra la influenza pueda causar una reacción grave. Tenga en cuenta que vacunarse contra la influenza es mucho más seguro que contagiarse la enfermedad. Conozca más sobre los efectos secundarios de las vacunas.

Las Declaraciones de información sobre la vacuna (VIS, por sus siglas en inglés) cuentan con información detallada sobre las vacunas recomendadas.

 

Última modificación: enero de 2018