• Imprimir
Texto: A A A

Varicela

La varicela solía ser muy común en los Estados Unidos. Pero la buena noticia es que la vacuna redujo mucho la cantidad de personas que se contagian. Dos dosis de la vacuna contra la varicela tienen una efectividad de alrededor del 94 % para prevenirla. La mayoría de las personas que se vacunan no se contagian la varicela, y quienes lo hacen por lo general contraen una versión mucho más leve de la enfermedad.

Hay 2 vacunas que protegen contra la varicela:

  • La vacuna contra la varicela protege a niños y a adultos de esta enfermedad
  • La vacuna MMRV protege a los niños del sarampión, las paperas, la rubéola y la varicela

La varicela es muy contagiosa y es muy fácil la transmisión de persona a persona. Y aunque suele ser leve, puede causar complicaciones graves como neumonía (infección pulmonar).  Algunas personas, como los bebés, las personas con sistemas inmunitarios debilitados y las mujeres embarazadas, corren mayor riesgo de sufrir complicaciones.

El virus de la varicela puede causar culebrilla en la adultez. La culebrilla es una enfermedad que causa un sarpullido doloroso y puede afectar al sistema nervioso. Los niños que se vacunan contra la varicela pueden correr menos riesgo de sufrir culebrilla más adelante, y quienes la sufran tendrán una versión más leve que quienes tuvieron varicela.

Vacunarse es la mejor manera de prevenir la varicela. Y si se vacuna suficiente gente contra la varicela, es menos probable que alguien en la comunidad la contraiga. Es por ello que, cuando usted y su familia se vacunan, ayudan a mantenerse saludables a sí mismos y a su comunidad.

Conozca más sobre cómo las vacunas ayudan a proteger a toda la comunidad.

La varicela es una enfermedad causada por un virus. Los síntomas de la varicela incluyen:

  • Es un sarpullido rojo con ampollas que genera picazón.
  • Fiebre
  • Cansancio
  • Pérdida de apetito
  • Dolor de cabeza

Por lo general la varicela se contagia cuando una persona entra en contacto con las ampollas de la varicela o culebrilla, o si contraen el virus a través de la respiración. El virus puede quedar en el aire si una persona con varicela o culebrilla se rasca las ampollas y lo libera.

También es posible contagiarse varicela al inspirar las pequeñas gotitas de personas enfermas que respiran o hablan cerca de uno. Conozca más acerca de la varicela.

Todos los niños, adolescentes y adultos que no estén inmunizados (protegidos contra) la varicela necesitan 2 dosis de la vacuna contra la varicela. Las personas que recibieron solo 1 dosis de la vacuna contra la varicela deben recibir una segunda dosis.

Niños

Los niños a partir de los 12 meses deben vacunarse contra la varicela como parte del calendario regular de vacunación.

Los niños necesitan 2 dosis de la vacuna en las siguientes edades:

  • 12 a 15 meses para la primera dosis
  • La segunda dosis se aplica entre los 4 y los 6 años (o antes, siempre que sea 3 meses después de la primera dosis)

Los niños de entre 1 y 12 años pueden recibir la vacuna MMRV que es una vacuna combinada que protege contra la varicela, el sarampión, las paperas y la rubéola. El pediatra puede recomendar la vacuna adecuada para su hijo.

Si su hijo no está vacunado contra la varicela, hable con su médico para analizar la posibilidad de darle una inyección para ponerlo al día.

Adultos

Si no está inmunizado contra la varicela (es decir, no tuvo varicela y no se vacunó), debe recibir 2 dosis de la vacuna con aproximadamente 1 mes entre cada una.

Hable con su médico acerca de cómo proteger a su familia de la varicela.

Hay algunas personas que no deben vacunarse contra la varicela, o que deben esperar, por ejemplo si:

  • Tuvieron una reacción alérgica con riesgo de muerte a una dosis anterior de la vacuna contra la varicela o a cualquiera de los ingredientes de la vacuna (incluida la gelatina o neomicina tópica)
  • Recibió hace poco una transfusión de sangre u otros productos de la sangre (como plasma) en los últimos 11 meses
  • Tiene una enfermedad más grave que un resfriado

No olvide contarle a su médico antes de vacunarse contra la varicela si:

  • Tiene VIH/SIDA u otro trastorno del sistema inmunitario
  • Toma medicamentos que pueden afectar al sistema inmunitario
  • Está bajo tratamiento por cáncer

Los efectos secundarios suelen ser leves y desaparecen en unos días. Pueden incluir:

  • Dolor, hinchazón y enrojecimiento en la zona de la inyección
  • Sarpullido leve
  • Fiebre baja

Los efectos secundarios graves de la vacuna contra la varicela son muy poco frecuentes.

Como con cualquier medicamento, existe una pequeña posibilidad de que la vacuna contra la varicela cause una reacción grave. Tenga en cuenta que vacunarse contra la varicela es más seguro que contraerla. Conozca más sobre los efectos secundarios de las vacunas.

Las Declaraciones de información sobre la vacuna (VIS, por sus siglas en inglés) cuentan con información detallada sobre las vacunas recomendadas. Lea las hojas informativas (VIS, en inglés) de las vacunas que protegen contra la varicela:

Encuentre las VIS para estas vacunas en otros idiomas.

Última modificación: enero de 2018