Inicio    |   Quiénes somos   |   Contáctenos    |   Noticias por email   |    English    
  • Imprimir
Texto: A A A

Sarampión

Vacunas para prevenir el sarampión

  • MMR: vacuna combinada contra el sarampión, las paperas y la rubéola (español) (PDF - 197KB)
  • MMRV: vacuna combinada contra el sarampión, las paperas, la rubéola y la varicela (español) (PDF - 143KB)

El sarampión es una enfermedad contagiosa causada por un virus. El sarampión comienza con fiebre, goteo nasal, tos, ojos enrojecidos y dolor de garganta. Posteriormente, provoca erupciones cutáneas en todo el cuerpo. El virus del sarampión es altamente contagioso y se propaga por el aire a través de la tos y los estornudos. El sarampión puede prevenirse con la vacunación.

Para bebés y niños

Los niños deben recibir dos dosis de la vacuna MMR:

  • 1ra dosis: de los 12 a los 15 meses
  • 2da dosis: de los 4 a 6 años

La vacuna MMRV está autorizada para usar en niños desde los 12 meses hasta los 12 años y se puede usar en lugar de la vacuna MMR si además fuera necesaria la vacunación contra la varicela. Un proveedor de atención médica puede ayudarle a decidir cuál vacuna utilizar.

La vacuna MMR es muy segura y eficaz. La vacuna MMR es la mejor forma de proteger a los niños contra el sarampión y evitar la propagación de la enfermedad.

Para los adultos

Todas las personas nacidas durante o después de 1957 que no hayan tenido sarampión o no se hayan vacunado están en riesgo de contraer la enfermedad. Deben recibir al menos una dosis de la vacuna MMR. Se recomiendan dos dosis para los adultos que tienen mayor riesgo, tales como estudiantes universitarios, de institutos profesionales y programas de capacitación, viajeros internacionales y profesionales de la salud.

Si no está seguro de estar protegido contra el sarampión, primero intente buscar sus registros de vacunación o documentación de inmunidad contra el sarampión. Si no cuenta con una documentación por escrito que evidencie su inmunidad contra el sarampión, debe recibir la vacuna MMR. Otra opción podría ser realizarse un análisis de sangre para determinar su inmunidad; no obstante, es una opción más costosa y requerirá de dos consultas médicas. En caso de que ya esté inmunizado contra el sarampión, no le causará ningún daño recibir otra dosis de la vacuna MMR.

Las mujeres que planean quedar embarazadas deberían asegurarse de vacunarse contra el sarampión antes de embarazarse. La mayoría de las mujeres en etapa reproductiva recibieron la vacuna MMR durante su infancia; pero deberían confirmarlo con su médico. Si necesitan vacunarse contra el sarampión, deben evitar quedar embarazadas hasta un mes (28 días) después de recibir la vacuna MMR.

Las embarazadas que no estén protegidas contra el sarampión deben esperar hasta después del parto para recibir la vacuna MMR.

¿Qué es el sarampión?

El sarampión es una enfermedad respiratoria causada por un virus. El sarampión comienza con fiebre, goteo nasal, tos, ojos enrojecidos y dolor de garganta. Posteriormente, provoca erupciones cutáneas en todo el cuerpo. Podría dar lugar a complicaciones como otitis, diarrea, neumonía, daño cerebral e incluso la muerte.

El virus del sarampión vive en la mucosidad en la nariz y la garganta de la persona enferma. El virus del sarampión es altamente contagioso y se disemina a través del aire al toser o estornudar. El virus del sarampión puede permanecer en el ambiente donde la persona infectada tosió o estornudó por un lapso de hasta dos horas. Si otras personas aspiran el aire contaminado o tocan la superficie infectada y luego llevan las manos a los ojos, la nariz o la boca pueden infectarse con el virus.

¿Quiénes pueden contraer sarampión?

Cualquier persona que no tenga la inmunidad generada por una infección previa por sarampión o por la vacunación puede contraer sarampión. En los EE. UU., la mayoría de las personas que contrae sarampión no se ha vacunado.

En 2000, Estados Unidos declaró que el sarampión había sido erradicado del país. Sin embargo, el sarampión sigue siendo una enfermedad común en varios países de todo el mundo, como Europa, Asia, África y el Pacífico. Año tras año, los viajeros con sarampión continúan ingresando la enfermedad a los EE. UU. El sarampión puede propagarse cuando ingresa a una comunidad estadounidense donde grupos de personas no están vacunados.

¿Está listo para vacunarse?

Lea más sobre el sarampión y las vacunas contra la enfermedad:

Ir a vacunarse:

Viajar:

  • En otros países sigue habiendo casos de sarampión. Averigüe si debe vacunarse antes de viajar al extranjero.