Inicio    |   Quiénes somos   |   Contáctenos    |   Noticias por email   |    English    
  • Imprimir
Texto: A A A

Rotavirus

El rotavirus es una enfermedad que solía enfermar a miles de bebés y niños pequeños cada año. Gracias a la vacuna contra el rotavirus, ha disminuido la cantidad de niños que contraen la enfermedad en los Estados Unidos.

La vacuna contra el rotavirus se administra de forma oral, lo que significa que su hijo la tragará.

El rotavirus es una enfermedad contagiosa y se propaga fácilmente de un niño a otro. El rotavirus puede causar diarrea (deposición blanda), lo que puede generar deshidratación (no tener suficiente agua en el cuerpo). Es posible que los niños que contraen casos graves de rotavirus deban ser hospitalizados.

La vacuna contra el rotavirus protege a 9 de cada 10 niños de contraer enfermedades graves a causa del rotavirus.

La vacuna contra el rotavirus es la mejor manera de proteger a su hijo del rotavirus.

El rotavirus es causado por un virus y afecta principalmente a bebés y niños pequeños. Los síntomas del rotavirus incluyen:

  • Diarrea intensa
  • Vómitos
  • Deshidratación
  • Fiebre
  • Dolor de estómago
  • Cambios en el comportamiento

La rotavirus se propaga cuando una persona entra en contacto con las heces de alguien enfermo y luego toca su propia boca. Por ejemplo, el rotavirus se puede propagar cuando un niño con rotavirus no se lava las manos adecuadamente luego de ir al baño y toca alimentos u otros objetos.

Conozca más sobre el rotavirus.

Todos los bebés de 2 a 6 meses deben vacunarse contra el rotavirus como parte de su calendario de vacunación de rutina.

Los niños reciben 2 o 3 dosis, según la marca de la vacuna contra el rotavirus que se administran. Necesitan una dosis de la vacuna en las siguientes edades:

  • 2 meses para la primera dosis
  • 4 meses para la segunda dosis
  • 6 meses para la tercera dosis (si reciben 3 dosis)

Hable con el pediatra de sus hijos sobre cómo protegerlos del rotavirus.

Algunos bebés no deberían vacunarse contra el rotavirus, por ejemplo, los bebés que:

  • Han tenido una reacción alérgica grave a la vacuna contra el rotavirus en el pasado
  • Son gravemente alérgicos a alguno de los ingredientes de la vacuna
  • Tienen un trastorno de inmunodeficiencia combinado grave (un grupo de trastornos genéticos raros que afectan al sistema inmunitario)
  • Han tenido intususcepción (un tipo de bloqueo en el intestino)

Si su hijo está enfermo, es posible que deba esperar hasta que mejore para recibir la vacuna contra el rotavirus. Y hable con el pediatra antes de que vacunar a su hijo si:

  • Tiene VIH/SIDA
  • Tiene cáncer
  • Toma medicamentos que puedan debilitar el sistema inmunitario

La mayoría de los bebés que reciben la vacuna contra el rotavirus no presentan efectos secundarios. Si causa efectos secundarios, suelen ser leves y desaparecen en pocos días. Pueden incluir:

  • Molestia
  • Diarrea (deposición blanda)
  • Vómitos

También existe una pequeña probabilidad de que la vacuna contra el rotavirus cause intususcepción, una enfermedad poco frecuente que genera un bloqueo en el intestino. Esto ocurre entre 1 de cada 20,000 y 1 de cada 100,000 bebés que reciben la vacuna. La intususcepción es tratable. Pero puede ser mortal si no se trata.

Al igual que cualquier medicamento, hay una pequeña probabilidad de que la vacuna contra el rotavirus pueda causar una reacción grave. Tenga en cuenta que vacunarse contra el rotavirus es mucho más seguro que contraer la enfermedad. Conozca más sobre los efectos secundarios de las vacunas.

Las Declaraciones de información sobre la vacuna (VIS, por sus siglas en inglés) cuentan con información detallada sobre las vacunas recomendadas.

Última modificación: enero de 2018