Inicio    |   Quiénes somos   |   Contáctenos    |   Noticias por email   |    English    
  • Imprimir
Texto: A A A

Fiebre amarilla

La fiebre amarilla es común en partes de África y Sudamérica. De hecho, en África, aproximadamente 170,000 personas la contraen cada año. La fiebre amarilla se erradicó de los Estados Unidos y, gracias a la vacuna, los viajeros raramente contraen la enfermedad.

La vacuna contra la fiebre amarilla solo se recomienda para personas que viven o viajan a lugares donde la fiebre amarilla es un riesgo, o para las personas que trabajan en laboratorios que estudian los virus.

Acceso a la vacuna contra la fiebre amarilla en los EE. UU.

Sanofi Pasteur, el fabricante de la única vacuna contra la fiebre amarilla (YF-Vax) aprobada en los Estados Unidos, anunció que la YF-Vax no estará disponible desde mediados de 2017 hasta mediados de 2018 debido a retrasos en el proceso de producción.

La mayoría de las personas que se contagian la fiebre amarilla solo contraen una forma leve de la enfermedad. Sin embargo, en muchos casos, las personas con fiebre amarilla pueden desarrollar complicaciones graves, como falla de los órganos o hemorragias. Los casos graves de fiebre amarilla pueden ser mortales.

Si planea viajar a partes de Sudamérica o África donde la fiebre amarilla es común, o si trabaja en un laboratorio que estudia la enfermedad, vacunarse puede protegerlo.

La fiebre amarilla es causada por un virus. La mayoría de las personas que contraen fiebre amarilla se recuperan después de presentar síntomas leves, tales como:

  • Fiebre y escalofríos
  • Dolor de cabeza intenso
  • Dolor de espalda
  • Dolores corporales
  • Malestar estomacal y vómitos
  • Cansancio y debilidad

Aproximadamente 15 de cada 100 personas que contraen fiebre amarilla desarrollan síntomas más graves:

  • Ictericia (amarilleamiento de los ojos y la piel)
  • Hemorragias de distintas partes del cuerpo
  • Falla hepática, renal, pulmonar o de otros órganos

La fiebre amarilla no se contagia de una persona a otra, por ejemplo, a través del tacto o los besos. El virus que causa la fiebre amarilla se propaga a través de la picadura de un mosquito infectado. Conozca más sobre la fiebre amarilla.

La vacuna contra la fiebre amarilla se recomienda para personas mayores de 9 meses que viven o viajan a partes de África o Sudamérica donde hay riesgo de fiebre amarilla. También se recomienda para las personas que estudian la fiebre amarilla en laboratorios.

Viajeros

Todas las personas de entre 9 meses y 59 años que planean viajar a partes de África o Sudamérica donde la fiebre amarilla es un riesgo necesitan 1 dosis de la vacuna contra la fiebre amarilla. Si planea seguir viviendo o viajando a dicho país, es posible que necesite una vacuna de refuerzo cada 10 años.

Es posible que algunos países exijan la vacunación contra la fiebre amarilla.

Es posible que algunos países requieren una prueba de que se ha vacunado contra la fiebre amarilla. Al vacunarse, pida un Certificado internacional de vacunación o Profilaxis, que es una prueba de que se ha vacunado. El certificado es válido a partir de los 10 días de haberse vacunado.

Conozca más acerca de los requisitos de vacunación de la fiebre amarilla por país.

Para conocer si se recomienda o exige la vacuna contra la fiebre amarilla a donde usted viaja, visite el sitio web de viajes de los CDC.

Trabajadores de laboratorios

Si trabaja directamente con el virus de la fiebre amarilla, necesita 1 dosis de la vacuna contra la fiebre amarilla cada 10 años.

Hable con su médico sobre cómo proteger a su familia contra la fiebre amarilla.

Algunas personas no deberían vacunarse contra la fiebre amarilla, tales como:

  • Las personas que hayan tenido una reacción alérgica que pone en riesgo la vida a la vacuna contra la fiebre amarilla o a algún ingrediente de la vacuna (como los huevos, proteínas del pollo o gelatina)
  • Bebés menores de 6 meses
  • Personas con un sistema inmunitario debilitado por causa de afecciones médica crónicas, como el VIH (con síntomas) o un trastorno del timo (parte del sistema inmunitario)
  • Personas con tumores cancerígenos
  • Personas que han tenido un trasplante de órganos

Es posible que algunas personas tengan mayor riesgo de sufrir una reacción a la vacuna contra la fiebre amarilla. Sin embargo, el beneficio de la vacuna sigue siendo más importante que el riesgo. Hable con su médico sobre los beneficios y riesgos de vacunarse contra la fiebre amarilla si usted:

  • Es mayor de 60 años
  • Tiene VIH pero no presenta síntomas
  • Está embarazada o amamantando

También deberá analizar los beneficios y riesgos de la vacunación si su hijo tiene entre 6 y 8 meses de edad.

Los efectos secundarios suelen ser leves y desaparecen en unos días. Pueden incluir:

  • Dolor, inflamación o enrojecimiento donde se ha dado la vacuna
  • Fiebre baja

Los efectos secundarios graves de la vacuna contra la fiebre amarilla son poco frecuentes.

Al igual que cualquier medicamento, hay una pequeña probabilidad de que la vacuna contra la fiebre amarilla pueda causar una reacción grave. Conozca más sobre los efectos secundarios de las vacunas.

Última modificación: enero de 2018