Inicio    |   Quiénes somos   |   Contáctenos    |   Noticias por email   |    English    
  • Imprimir
Texto: A A A

Culebrilla (Herpes Zoster)

La culebrilla es una enfermedad frecuente, alrededor de 1 de cada 3 personas tendrá culebrilla alguna vez en su vida. La buena noticia es que la vacuna contra la culebrilla, llamada Shingrix®, tiene una efectividad mayor al 90% para prevenir la enfermedad.

La vacuna contra la culebrilla Shingrix se prefiere sobre Zostavax®, una vacuna contra la culebrilla que se usa desde 2006.

Debido a la alta demanda, llame a la consulta de su médico o a la farmacia para asegurarse de que la vacuna Shingrix esté disponible. Para encontrar un lugar cercano donde vacunarse, utilice el buscador de vacunas.

La culebrilla causa un sarpullido y ampollas dolorosas, que pueden provocar complicaciones graves. La complicación más común es la neuralgia postherpética (PHN, en inglés), una afección que causa un dolor ardiente que puede durar hasta después de que hayan desaparecidos las ampollas y el sarpullido. Mientras más edad tenga cuando contrae la culebrilla, más posibilidades hay de desarrollar PHN.

Vacunarse es la mejor manera de prevenir la culebrilla y la PHN.

La culebrilla es causada por el mismo virus que causa la varicela. Después de haber tenido varicela, el virus de la varicela permanece dormido en el cuerpo. El virus se puede activar (despertar) años después y causar la culebrilla.

Los síntomas de la culebrilla incluyen estos:

  • Sarpullido y ampollas dolorosas en 1 lado de la cara o el cuerpo
  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Escalofríos
  • Dolor estomacal

La culebrilla no se contagia de persona a persona como la varicela. Pero si tiene culebrilla, puede contagiar el virus a alguien que no sea inmune (esté protegido) a la varicela, es decir, alguien que no haya tenido varicela y no esté vacunado. Si eso sucede, la persona puede contraer varicela, pero no culebrilla. Conozca más sobre la culebrilla.

Los adultos mayores de 50 necesitan recibir 2 dosis de Shingrix. Necesitará la segunda dosis de 2 a 6 meses después de la primera dosis. Necesitará recibir Shingrix incluso si:

  • Ya ha tenido culebrilla
  • Ha sido vacunado contra la culebrilla con Zostavax
  • No está seguro de haber tenido varicela

Una aclaración sobre Zostavax: Zostavax es la vacuna contra la culebrilla que todavía se puede usar en ciertos casos en adultos saludables mayores de 60. Por ejemplo, puede recibir Zostavax si es alérgico a Shingrix o si prefiere esa vacuna sobre la otra. Leer más sobre Zostavax.

Hable con su médico sobre cómo protegerse de la culebrilla.

No debería recibir Shingrix si:

  • Alguna vez ha tenido una reacción alérgica a cualquier ingrediente de una vacuna o después de una dosis de Shingrix
  • No es inmune al virus que provoca la varicela. Si el resultado del análisis de inmunidad es negativo, deberá recibir la vacuna contra la varicela
  • Tiene culebrilla en este momento
  • Está embarazada o amamantando

Si está enfermo y tiene fiebre de 101.3 °F o más alta, deberá esperar hasta sentirse mejor para recibir la vacuna contra la culebrilla.

Los efectos secundarios suelen ser leves y desaparecen en unos días. Pueden incluir:

  • Dolor, inflamación o enrojecimiento donde se ha dado la vacuna
  • Dolor de cabeza
  • Cansancio
  • Dolores musculares
  • Escalofríos
  • Fiebre
  • Dolor o molestias estomacales

Los efectos secundarios graves de la vacuna contra la culebrilla son poco frecuentes.

Como con cualquier vacuna, hay un porcentaje muy pequeño de que la vacuna contra la culebrilla pueda provocar una reacción grave. Tenga en cuenta que recibir la vacuna contra la culebrilla es mucho más seguro que padecer la enfermedad. Conozca más sobre los efectos secundarios de las vacunas.

Las Declaraciones de información sobre la vacuna (VIS, por sus siglas en inglés) cuentan con información detallada sobre las vacunas recomendadas.

Última modificación: febrero de 2018