• Imprimir
Texto: A A A

Las vacunas lo protegen

Las vacunas cumplen una función increíble de protegerlo contra enfermedades graves, como la tos convulsa y la sarampión.

¿Alguna vez se ha preguntado cómo funcionan realmente las vacunas? Las vacunas ayudan a que el sistema inmunitario trabaje mejor y más rápido. Y eso lo protege de enfermedades graves.

¿Qué es el sistema inmunitario?

El sistema inmunitario es una red de células, tejidos y órganos que trabajan juntos para defender al cuerpo de gérmenes nocivos. Cuando las bacterias, virus y otros gérmenes invaden su cuerpo, se multiplican y atacan. Esta invasión se denomina una infección. Las infecciones provocan las enfermedades que lo hacen enfermar.

Su sistema inmunitario le protege de enfermedades al combatir los gérmenes invasivos.

¿Cómo trabaja el sistema inmunitario?

Su sistema inmunitario siempre está vigilando su cuerpo. Cuando se encuentra con un germen invasor, lo ataca. Esto se denomina una respuesta inmunitaria.

Así funciona una respuesta inmunitaria:

  • Su sistema inmunitario suena la alarma para que tu cuerpo sepa que hay una infección.
  • Comienza a liberar anticuerpos para combatir ese germen. Piense en los anticuerpos como soldados designados para combatir al germen específico que usted tiene. Este proceso puede tardar unos días.
  • Estos anticuerpos trabajan para atacar, debilitar y destruir al germen.
  • Posteriormente, su sistema inmunitario recuerda al germen. Si vuelve a invadir, ¡su cuerpo puede reconocerlo y enviar rápidamente a los anticuerpos correctos para que no se enferme!
  • Esta protección contra una enfermedad específica se denomina inmunidad. En muchos casos, la inmunidad dura para toda la vida.

¿Cómo actúan las vacunas?

Las vacunas ayudan a que su sistema inmunitario combata las infecciones de manera más rápida y eficaz. Cuando usted se vacuna, despierta su respuesta inmunitaria, ayudando a su cuerpo a combatir y recordar al germen para que pueda atacarlo si alguna vez vuelve a invadir. Y dado que las vacunas están elaboradas con una pequeña cantidad de gérmenes débiles o muertos, no harán que se enferme.

Las vacunas suelen proporcionar una inmunidad de larga duración ante enfermedades graves, sin el riesgo de que se enferme gravemente. Conozca más sobre vacunarse.

¿Qué es más seguro: la inmunidad natural o la inmunidad tras recibir una vacuna?

Las vacunas son mucho más seguras. La inmunidad natural ocurre luego de que se enferma. Sin embargo, las enfermedades pueden ser graves, e incluso mortales. Una vacuna lo protege contra una enfermedad antes de que usted se enferme.

Las vacunas no solo lo protegen a usted. También protegen a las personas a su alrededor.

¿Sabía usted que algunas personas, como los bebés y las personas con sistemas inmunitarios débiles o endebles (como las personas con VIH/SIDA o cáncer) no pueden recibir muchas de las vacunas que nos protegen de enfermedades graves?

La buena noticia es que, cuando se vacuna, también protege a las personas no vacunadas que lo rodean. Esto se llama inmunidad comunitaria. Conozca más sobre la inmunidad comunitaria.

Última modificación: diciembre de 2017