INICIO INICIO   |   QUIÉNES SOMOS   |   CONTÁCTENOS    |   NOTICIAS POR EMAIL   |   English    

Vacúnese: la actividad de la influenza se acentuará en las próximas semanas





Días más cortos y noches más frías. Es otoño y a menudo en esta época comenzamos a ver más personas con influenza. Al vacunarse contra la influenza y vacunar también a toda su familia cada año, puede ayudar a prevenir las enfermedades relacionadas con la influenza, ausencias escolares y días laborales perdidos.

La influenza (gripe) es una enfermedad respiratoria contagiosa que infecta la nariz, garganta y pulmones, y puede dar lugar a complicaciones graves, hospitalización e incluso la muerte. Neumonía y bronquitis son algunos ejemplos de complicaciones graves relacionadas con la gripe. La influenza también puede agravar ciertas afecciones, por ejemplo diabetes, asma y enfermedades cardíacas y pulmonares. Cualquier persona puede contraer la influenza y tener complicaciones graves. Pero incluso si usted goza de buena salud y puede recuperarse rápidamente, quienes lo rodean tal vez no tengan tanta suerte. Vacunarse contra la influenza es la mejor manera de protegerse y proteger a su familia de esta enfermedad grave.

Todos necesitamos la vacuna contra la influenza todos los años

Foto: use un lenguaje simple e imágenes que informen a los visitantes sobre cómo mantenerse seguro y saludable al visitar exhibiciones de animales.

¡Mire este divertido video para entender por qué TODOS necesitamos la vacuna contra la influenza!

Los virus de la influenza cambian constantemente. Durante cada temporada circulan diferentes tipos y causan enfermedades. La vacuna anual contra la influenza se actualiza cada año para brindar protección contra los virus de la influenza que, de acuerdo a las investigaciones, serán los más comunes. Por este motivo todos necesitamos la vacuna contra la influenza cada año.

Todos a partir de los 6 meses deben vacunarse contra la influenza cada año. La vacunación es particularmente importante para quienes corren un alto riesgo de tener complicaciones a causa de la influenza, y para personas que viven con o cuidan de alguien de alto riesgo. Entre estas personas es posible mencionar:

  • Mujeres embarazadas
  • Niños menores de 5 años, especialmente los niños menores de 2 años
  • Personas de 50 años de edad y mayores
  • Personas de cualquier edad con ciertas afecciones crónicas, por ejemplo enfermedades respiratorias crónicas (como el asma), enfermedad cardiovascular (excepto hipertensión), o trastornos renales, hepáticos, neurológicos, hematológicos o metabólicos (como la diabetes mellitus);
  • Personas inmunodeprimidas
  • Personas que están o estarán embarazadas durante la temporada de influenza
  • Niños de entre 6 meses y 18 años de edad que se encuentran bajo tratamiento a largo plazo a base de aspirinas
  • Personas con obesidad mórbida
  • Indígenas estadounidenses/nativos de Alaska
  • Personas que viven en asilos de ancianos y otros centros de cuidados a largo plazo
  • Personas que viven con o cuidan a personas en alto riesgo de complicaciones por la gripe, incluyendo:
    • Trabajadores de la atención médica
    • Personas que conviven con quienes tienen alto riesgo de tener complicaciones a causa de la influenza
    • Personas que conviven y cuidadores externos de niños menores de 6 meses de edad (estos niños son demasiado pequeños para ser vacunados)

Para obtener una lista completa de todas las personas a las que se recomienda la vacuna contra la influenza, así como a las que no se les recomienda, visite ¿Quiénes deben vacunarse?.

Obtenga la vacuna contra la influenza en cada temporada

La vacunación es particularmente importante para quienes corren un alto riesgo de tener  complicaciones a causa de la influenza, y para personas que viven con o cuidan de alguien de alto riesgo.Usted debería vacunarse todos los años por dos motivos. En primer lugar, dado que los virus de la influenza cambian constantemente, la vacuna contra la influenza suele actualizarse de una temporada a la siguiente para proteger contra los virus de la influenza que, de acuerdo a las investigaciones, serán los más comunes durante la próxima temporada. En segundo lugar, la protección inmunitaria brindada por la vacunación disminuye con el paso del tiempo por lo que se necesita una vacunación anual para una óptima protección. La vacunación anual se recomienda incluso en quienes recibieron la vacuna durante la temporada de influenza anterior.

Un recordatorio para los padres

Muchos niños necesitan dos dosis de la vacuna contra la influenza durante esta temporada para estar completamente protegidos. Los niños de entre 6 meses y 8 años de edad que se vacunan por primera vez necesitarán dos dosis. Algunos niños en este grupo de edades que recibieron la vacuna contra la influenza en temporadas anteriores también necesitarán dos dosis. El proveedor de atención médica del niño le indicará si es recomendable que su hijo reciba dos dosis.

Opciones y seguridad de las vacunas

Existen distintas opciones de la vacuna contra la influenza para esta temporada de influenza 2013-2014. Las vacunas contra la influenza creadas para proteger contra tres virus distintos de la influenza (llamadas vacunas "trivalentes") estarán disponibles esta temporada además de las vacunas contra la influenza diseñadas para brindar protección contra cuatro virus diferentes de la influenza (denominadas vacunas "tetravalentes").

CDC no recomienda administrar una vacuna contra la influenza sobre la otra. Lo importante es colocarse la vacuna contra la influenza todos los años. Hable con su médico o enfermera sobre la mejor opción para usted.

La vacuna contra la influenza es segura. Las personas han recibido la vacuna contra la influenza desde hace más de 50 años. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) y la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) monitorizan cuidadosamente la seguridad de las vacunas. Durante décadas se han administrado cientos de millones de vacunas contra la influenza a personas de todo el país.

La vacuna contra la influenza no puede provocarle influenza. Los efectos secundarios más comunes de la vacuna contra la influenza son dolor en el lugar de la inyección, posible fiebre leve y dolencia general. La vacuna contra la influenza en forma de atomizador nasal puede provocar congestión, secreción nasal, dolor de garganta o tos. En caso de experimentar estos efectos secundarios, sepa que suelen ser leves y pasajeros.

Dónde vacunarse

La vacuna contra la influenza debe estar ampliamente disponible y en muchas ubicaciones de fácil acceso. Consulte con su médico o enfermero para administrarse la vacuna contra la influenza, o busque otros lugares donde se esté ofreciendo, por ejemplo farmacias, departamento de salud, tiendas de comestibles y muchos otros sitios. Use el localizador de vacunas para encontrar la vacuna contra la influenza en su área.

Más información

CDC trabaja las 24 horas del día en los 7 días de la semana salvando vidas y protegiendo a las personas de amenazas a la salud para tener un país más seguro. CDC, una agencia federal de EE.UU., colabora para que la opción saludable sea una fácil elección al poner la ciencia y la prevención en acción. CDC trabaja para que las personas disfruten de una vida más larga, saludable y productiva.


Última publicación: 23 de abril de 2014
Fuente de este contenido: