INICIO INICIO   |   QUIÉNES SOMOS   |   CONTÁCTENOS    |   NOTICIAS POR EMAIL   |   English    

Rabia

Vacunas para prevenir la rabia

La vacuna contra la rabia también puede administrarse después de una posible exposición, generalmente después de la mordedura de un animal.

Lo básico

La rabia es una enfermedad viral prevenible de los mamíferos que se transmite muy a menudo a través de la mordedura de un animal con rabia. La gran mayoría de los casos de rabia informados a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) cada año ocurre en animales salvajes como los mapaches, zorrillos, murciélagos y zorros.

La vacuna contra la rabia se administra a personas en alto riesgo de contraer la rabia para protegerlas si están expuestas. También puede prevenir la enfermedad si se administra a una persona después de haber estado expuesta.

La vacuna contra la rabia está formulada con el virus muerto de la rabia. No puede provocar rabia.

Vacunación preventiva (sin exposición)

Las personas en alto riesgo de estar en contacto con la rabia, como veterinarios, manipuladores de animales, trabajadores de laboratorio relacionados con la rabia, espeleólogos y trabajadores de fábricas de productos biológicos relacionados con la rabia, deben recibir la vacuna antirrábica.

La vacuna también debe considerarse en el caso de:

  • Personas cuyas actividades implican el contacto frecuente con el virus de la rabia o con animales que puedan tener rabia.
  • Viajeros internacionales que son propensos a tener contacto con animales en partes del mundo donde la rabia es común.

El calendario de vacunación contra la rabia previa a la exposición consiste de tres dosis, administradas de la siguiente manera:

  • 1ª dosis: según corresponda
  • 2ª dosis: 7 días después de la 1ª dosis
  • 3ª dosis: 21 días o 28 días después de la 1ª dosis

Para los trabajadores de laboratorio y otros que pueden estar expuestos una y otra vez al virus de la rabia, se recomienda la prueba periódica de la inmunidad, y las dosis de refuerzo deberán administrarse según sea necesario. (Las pruebas o las dosis de refuerzo no se recomiendan para los viajeros). Pregunte a su médico para conocer más detalles.

Vacunación tras la exposición

Cualquier persona que haya sido mordida por un animal, o que de lo contrario puede haber estado expuesto a la rabia, debe limpiar la herida y ver a un médico inmediatamente. El médico determinará si es necesario vacunarse.

Una persona que haya estado expuesta y que nunca se haya vacunado contra la rabia debería recibir cuatro dosis de la vacuna contra la rabia: una dosis en el momento y las dosis adicionales al tercer, séptimo y decimocuarto día. Asimismo, deberá recibir otra vacuna inyectable llamada inmunoglobulina antirrábica en simultáneo con la primera dosis.

Las personas vacunadas con anterioridad deben recibir dos dosis de vacuna contra la rabia: una en el momento y otra al tercer día. Rabia inmunoglobulina contra la rabia no es necesaria.

Acerca de la rabia

¿Qué es la rabia?

La rabia es una enfermedad grave causada por un virus y es principalmente una enfermedad de los animales. Los seres humanos contraen la rabia cuando son mordidos por animales infectados.

 

Los primeros síntomas de la rabia pueden ser muy similares a los de la gripe, incluyendo debilidad o malestar general, fiebre o dolor de cabeza. Estos síntomas pueden durar días. También puede haber sensación de malestar u hormigueo o picazón en el sitio de la mordedura, que empeora con el paso de los días hasta experimentar síntomas de disfunción cerebral, ansiedad, confusión, agitación.

 
Tomar medidas

¿Está listo para vacunarse?

 
 

Vista microscópica de la rabia.

 

Lea más sobre la vacuna contra la rabia:

Ir a vacunarse:

Viajar:

  • La rabia es más común en algunos países que en otros. Averigüe si debe vacunarse antes de viajar al extranjero.