INICIO INICIO   |   QUIÉNES SOMOS   |   CONTÁCTENOS    |   NOTICIAS POR EMAIL   |   English    

Hepatitis A

Vacunas para prevenir la hepatitis A

Lo básico

La mejor manera de prevenir la hepatitis A es mediante la vacunación contra esta enfermedad. Se recomienda la vacunación para todos los niños a partir de los 12 meses, para quienes viajan a ciertos países y para las personas que tienen un alto riesgo de infectarse con el virus.

La vacuna contra la hepatitis A se administra en dos dosis con un intervalo de seis meses. La vacuna contra la hepatitis A también viene en forma combinada, formulada con las vacunas contra la hepatitis A y la B, la cual se puede administrar a las personas a partir de los 18 años. Esta forma se aplica en tres inyecciones en un período de seis meses o tres inyecciones durante un mes y un refuerzo a los 12 meses.

Para niños

 

Vacunarse contra la hepatitis A es mucho más seguro que contraer la enfermedad. Pero la vacuna, como cualquier medicamento, podría causar problemas graves tales como reacciones alérgicas peligrosas. Conozca más sobre los posibles efectos colaterales de la vacuna contra la hepatitis A.

 

La primera dosis debe administrarse a la edad de 12-23 meses. Los niños que llegaron a cumplir los dos años y no se vacunaron pueden recibir la vacuna posteriormente.

Para viajeros

La primera dosis de vacuna contra la hepatitis A se recomienda para los viajeros internacionales sanos menores de 40 años en cualquier momento antes del viaje. Una inyección llamada Inmunoglobulina (IG) se puede administrar además de la vacuna contra la hepatitis A a adultos mayores, personas inmunodeficientes y en el caso de las personas con enfermedad crónica del hígado u otras afecciones médicas crónicas, que vayan a viajar, se deben vacunar dos semanas antes del viaje.

La IG sin la vacuna contra la hepatitis A se puede administrar a los viajeros menores de 12 meses, a quienes son alérgicos a un componente de la vacuna o a quienes optan por no recibir la vacuna.

Para otras personas

La serie de vacunas contra la hepatitis A puede iniciarse cuando una persona está en riesgo de infección.

  • Hombres que tienen contacto sexual con otros hombres
  • Consumidores de ciertas drogas ilegales, tanto inyectables como no inyectables
  • Familiares y cuidadores antes de la llegada de niños adoptados del extranjero
  • Personas con enfermedades hepáticas crónicas (permanentes): hepatitis B o hepatitis C
  • Personas que reciben concentrados de factores de coagulación
  • Personas que trabajan con animales infectados con hepatitis A o en un laboratorio de investigación de hepatitis A

Algunas personas no deben vacunarse o deben esperar para vacunarse

  • Las personas que en el pasado hayan tenido una reacción alérgica grave (de riesgo de vida) a una dosis anterior de la vacuna contra la hepatitis A no deben recibir otra dosis.
  • Las personas que tengan una alergia grave (de riesgo de vida) a cualquier componente de la vacuna no deben vacunarse. Informe a su médico si ha tenido alguna alergia grave. Todas las vacunas contra la hepatitis A contienen alumbre y algunas vacunas contra la hepatitis A contienen 2-fenoxietanol.
  • Las personas que tienen una enfermedad grave o de gravedad media en el momento en que tienen programada la vacuna, probablemente deban esperar hasta recuperarse. Consulte con su médico o enfermero. Las personas con una enfermedad leve pueden generalmente vacunarse.
  • Informe a su médico si está embarazada. Aún no se ha determinado que la vacuna contra la hepatitis A sea segura para mujeres embarazadas. Pero no hay evidencia alguna de que sea perjudicial para las mujeres embarazadas o sus bebés en gestación. El riesgo, si existe, es muy bajo.
Acerca de la hepatitis A

¿Qué es la hepatitis A?

 

Muchas personas, en especial los niños pequeños, no desarrollan síntomas de hepatitis A. Entre los síntomas que pueden tener, se incluyen los siguientes: piel u ojos amarillos, cansancio, dolor de estómago, pérdida del apetito o náuseas.

Conocer más »

 

La hepatitis A es una enfermedad contagiosa del hígado que resulta de la infección con el virus de la hepatitis A. Puede variar en gravedad desde una enfermedad leve que dura un par de semanas hasta una enfermedad severa de varios meses. La hepatitis A por lo general se transmite cuando una persona ingiere la materia fecal, incluso en cantidades microscópicas, por contacto con objetos, alimentos o bebidas contaminados por las heces, o las heces de una persona infectada.

"Hepatitis" significa inflamación del hígado. Las toxinas, ciertos medicamentos, algunas enfermedades, el consumo elevado de alcohol y las infecciones bacterianas y virales pueden causar hepatitis. Hepatitis es también el nombre de una familia de infecciones virales que afectan el hígado; las más comunes son hepatitis A, hepatitis B y hepatitis C.

La hepatitis A, B y C son enfermedades causadas por tres virus distintos. Aunque cada una puede causar síntomas parecidos, tienen modos de trasmisión diferentes y pueden afectar el hígado de distintas maneras. La hepatitis A es una infección aguda o la primera manifestación de la infección y no se convierte en crónica. Las personas con hepatitis A generalmente se recuperan sin recibir tratamiento.

La hepatitis A se transmite normalmente cuando el virus de hepatitis A ingresa por vía oral a través del contacto con objetos, alimentos o bebidas contaminados por las heces (o deposición) de una persona infectada. Una persona puede contraer hepatitis A a través de:

  • Contacto de persona a persona
    • cuando una persona infectada no se lava las manos adecuadamente después de ir al baño y toca otros objetos o alimentos
    • cuando un padre o cuidador no se lava las manos adecuadamente luego de cambiar los pañales o limpiar las heces de una persona infectada
    • cuando una persona realiza ciertas prácticas sexuales, como el contacto oral-anal con una persona infectada
  • Agua o alimentos contaminados
    • La hepatitis A se transmite al comer o beber alimentos o agua contaminados con el virus. Esto es más probable que ocurra en aquellos países donde la hepatitis A es común y en las áreas con condiciones sanitarias deficientes o mala higiene personal.
    • En Estados Unidos, la cloración del agua mata el virus de la hepatitis A que entra en el suministro de agua.

¿Quién contrae hepatitis A?

Aunque cualquier persona puede contraer hepatitis A, ciertos grupos en Estados Unidos corren un mayor riesgo tales como:

  • Quienes viajan o residen en países donde la hepatitis A es común
  • Hombres que tienen contacto sexual con otros hombres
  • Quienes usan drogas ilegales, tanto inyectables como no inyectables
  • Quienes tienen trastornos de factores de coagulación, como la hemofilia
  • Quienes viven con enfermos de hepatitis A
  • Quienes tienen contacto sexual con un enfermo de hepatitis A
Tomar medidas

¿Está listo para vacunarse?

 
 

Vista microscópica de la hepatitis A.

 

Lea más sobre la vacuna contra la hepatitis A:

Ir a vacunarse:

Viajar:

  • La hepatitis A es más común en algunos países que en otros. Averigüe si debe vacunarse antes de viajar al extranjero.